"Ignorar a los pobres es despreciar a Dios" Francisco

martes, 1 de noviembre de 2016

EL ALICANTINO MANOLO COPÉ PARTICIPA EN EL III ENCUENTRO MUNDIAL DE MOVIMIENTOS POPULARES CON EL PAPA

► Convocada en Roma, del 2 a 5 de noviembre, una nueva edición del encuentro que reunirá al papa Francisco con representantes de movimientos comprometidos en la búsqueda de la justicia social. Los bloques temáticos que se abordarán en este encuentro son: Pueblo-Democracia. Territorio-Naturaleza. Desplazados-Refugiados y Tierra-Techo-Trabajo.

► Manolo Copé, miembro de la HOAC de Alicante y coordinador del Movimiento de Trabajadores Cristianos de Europa, participa en este encuentro para compartir la experiencia de trabajo decente, desarrollada mediante campañas y acciones.


El Encuentro Mundial de Movimientos Populares es un espacio de diálogo compartido entre organizaciones de base de todo el mundo y la Iglesia católica. Está promovido por el Consejo Pontificio de Justicia y Paz junto con un Comité Organizador de los movimientos populares, y tiene el apoyo expreso del papa Francisco.

Tras las dos ediciones anteriores en el Vaticano (2014) y en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia (2015), en esta tercera edición se reúnen 150 delegados y delegadas de unos 70 países que dialogarán entre sí y con el papa Francisco para «promover el protagonismo de los excluidos; contribuir a la construcción de los cambios estructurales que el mundo necesita apoyados en Evangelii gaudium y en Laudato si’; ayudar a las organizaciones populares a coordinar acciones y fortalecer el diálogo y la cooperación entre la Iglesia y las organizaciones populares».

Tres días, que se prevén intensos de trabajo, que desarrollarán paneles, talleres,  plenarias y puestas en común en torno a las temáticas «pueblo y democracia», donde está prevista la participación de José Mujica, expresidente de Uruguay; «territorio y naturaleza»; «desplazados y refugiados«; y «tierra, techo y trabajo». El foco se pondrá en las acciones concretas y por esta razón el documento final buscará consensuar una serie de propuestas de políticas socioeconómicas, que vayan en la dirección de acelerar los cambios sociales necesarios para luchar contra la desigualdad, la injusticia y la degradación del planeta. Este documento será presentado al papa Francisco que, por su parte, trasladará un mensaje a los participantes.

El Movimiento de Trabajadores Cristianos de Europa (MTCE) participa en la delegación del Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos (MMTC), a través de su coordinador, Manolo Copé, militante de la HOAC de Alicante que aportará al encuentro campañas y acciones sobre el trabajo decente en el ámbito europeo.

sábado, 8 de octubre de 2016

LA HOAC DE ORIHUELA-ALICANTE APOYA AL COLECTIVO DE TRABAJADORES DE AFEMA EN SUS JUSTAS REIVINDICACIONES

La Hermandad Obrera de Acción Católica, movimiento de trabajadores cristianos, apoya al colectivo de trabajadores y trabajadoras de AFEMA en el intento de resolución del conflicto que mantienen reivindicando el pago de sus salarios.

Asamblea trabajadores y usuarios AFEME
Ayer celebramos la Jornada Mundial por el Trabajo Decente y eso es lo que estos trabajadores/as piden. Por eso queremos expresar con este escrito nuestra solidaridad y cercanía con una situación que es injusta para vosotros trabajadores y vuestras familias. Los militantes de la HOAC, hombre y mujeres, andamos preocupados y ocupados en responder a la necesidad de extender, en la Iglesia y en la sociedad, la lucha conjunta por el trabajo decente, donde las personas sean el centro de las decisiones.

Es hora de favorecer las políticas de empleo, pero es necesario, sobre todo, volver a dar dignidad al trabajo, garantizando también las condiciones adecuadas para su desarrollo”. “Vosotros y vosotras trabajáis muchas veces en lo pequeño, en lo cercano, en la realidad injusta que se os ha impuesto y a la que no os resignáis, oponiendo una resistencia activa al sistema idolátrico que excluye, degrada y mata. Vuestro trabajo hace que broten semillas de esperanza sembradas pacientemente en las periferias olvidadas del planeta (la de los enfermos mentales), de esos brotes de vuestra ternura que lucha por subsistir en la oscuridad de la exclusión, crecerán árboles grandes, surgirán bosques tupidos de esperanza para oxigenar este mundo.” Estas últimas palabras son del Papa Francisco pero las hacemos nuestras porque muestran bien lo que estáis haciendo. Y os lo agradecemos, porque padecéis la injusticia pero lucháis contra ella sin resignaros.

En la HOAC andamos queriendo ayudar a tomar conciencia de cómo repercute la configuración actual del trabajo en las personas, sus familias y en la sociedad. Y para ello tenemos que visibilizar la realidad dura del trabajo para que sea central en el debate político y social. La situación en que os encontráis es un ejemplo evidente.

jueves, 29 de septiembre de 2016

CARTA PASTORAL DE D. JESÚS MURGUI, OBISPO DE ORIHUELA-ALICANTE

7 de octubre, Jornada Mundial por el Trabajo Decente
 
El 7 de octubre tiene lugar la Jornada Mundial por el Trabajo Decente. La iglesia Diocesana quiere unirse a esta celebración. El papa Francisco y otras entidades sociales católicas han potenciado la campaña en Euro­pa, uniéndose a las iniciativas de la Organización Internacional del Trabajo.
VER
A la Iglesia le preocupa el que no haya trabajo para todos, pues a través de él las personas desarrollan sus propias cualidades y pueden contribuir a su propio desarrollo, el bienestar de su familia y la construcción de la sociedad. Es oportunidad para generar un ingreso justo; es seguridad y protec­ción social para las familias; es mejora en el de­sarrollo personal e integración social; es igualdad de oportunidades para hombres y mujeres.
Pero el ideal no siempre se cumple en la realidad. Constatamos que sigue existiendo desempleo, precariedad laboral, empleo sumergido y po­breza incluso en trabajadores cuyos salarios no alcanzan un sueldo digno para cubrir sus nece­sidades y las de su familia. La tasa de paro es del 21,5 %. En nuestra provincia sigue habiendo un gran número de desempleados y el 54’6 de ellos no cobra ninguna prestación económica (datos del servicio Público de empleo en junio 2016). Asimismo, la contratación temporal aumenta, la brecha salarial entre fijos y temporales crece y ha aumentado el temor a perder el trabajo entre los profesionales en activo.

JUZGAR
La Iglesia siente vivamente estas situaciones y a través de sus organizaciones sociales, espe­cialmente a través del secretariado de Pastoral Obrera, el de Migraciones-ASTi, Cáritas y los mo­vimientos especializados de Acción Católica, es consciente y a la vez está comprometida en ca­minar en la búsqueda de soluciones y mejorar las situaciones de personas y familias.
Hay que reconocer la labor de muchos empresa­rios que crean empleo, poniendo en juego nue­vas iniciativas, arriesgando su patrimonio y priori­zando las personas antes que el simple beneficio, y mirando a la estabilidad y el futuro de la em­presa. Es de alabar también la actuación de los sindicatos que tratan de defender el orden justo dentro de empresas y también en relación con la Administración Pública, mirando la dignidad de los trabajadores.
Una parábola de Jesús posiblemente nos podrá iluminar. La parábola del rico y del pobre Lá­zaro nos presenta una situación que chirría en cualquier oyente: un rico que banqueteaba y no «veía» al pobre en su puerta. Ese pobre no le molestaba porque no lo «veía». Y en su destino final, aquel hombre, consciente de su destino fi­nal, quería que no se perdieran sus hermanos. A lo que Abraham le respondió que tenían a Moisés y a los profetas, que los escucharan. La respues­ta es contundente: no hace falta que resucite un muerto para ver lo que hay que hacer. Basta «oír» lo que dice la Palabra de Dios. Solo se sientan en la mesa los «hermanos», solo si consideramos al otro hermano nuestras relaciones son fraternas y prima el bien de las personas y el bien común y social más que el puro y exclusivo lucro, que es en definitiva lo que excluye, lo que genera «so­brantes», «descartes» en terminología del papa Francisco.
El Magisterio de los últimos papas ha ido dando cuerpo a la idea del TRABAJO DECENTE.

viernes, 19 de agosto de 2016

PERDONAR AL QUE NOS OFENDE

Probablemente, sin el mensaje y vida de Jesús, la idea que tendríamos de Dios sería la de un ser del que, en el mejor de los casos, habríamos de estar pendientes para ofrecerle un culto agradable cumpliendo sus mandamientos. En el peor de los casos, tendríamos de Él una idea desfigurada por los miedos, ambiciones y fantasmas  que de ordinario proyectan las diversas religiones sobre la divinidad. En definitiva tendríamos el concepto de un Dios lejano e indiferente.

Sin embargo, Jesús nunca habla de un Dios indiferente o lejano, olvidado de sus criaturas o interesado por su honor, su gloria o sus derechos. Jesús ha sido el único que ha vivido y comunicado una experiencia sana de Dios, al que identifica como un ser compasivo.

Es cierto que en el Antiguo Testamento ya se apuntaba el auténtico ser de Dios, presentándolo como alguien que padece por sus hijos. “Misericordia quiero y no sacrificios” proclamaba el profeta Oseas[1], frase que el evangelista Mateo también  pone en labios de Jesús[2], y en el salmo leemos que “el Señor es compasivo y misericordioso, lento a la cólera y rico en clemencia[3].



Pero la dureza de corazón de los hombres y mujeres que aparecen a lo largo del Antiguo Testamento no les permitió entender en toda su profundidad lo que se escondía tras estas dos citas anteriores y otras muchas que podemos encontrar en el texto sagrado.

De ahí que las palabras de Jesús, para quien la compasión, el padecer con el que padece, es el modo de ser de Dios, levantaran tantas expectativas entre los pobres y desheredados que le escuchaban. Nadie antes había hablado así de Dios. Cuando de Dios se hablaba como un ser omnipotente, justiciero, celoso de su poder, Jesús nos dice que la compasión es  el modo de ser de Dios, su manera de ver la vida y de mirar a las personas, lo que mueve y dirige todo su actuar. Dios siente hacia sus criaturas lo que una madre siente hacia el hijo que lleva en su vientre.

Por eso, para manifestar cómo es Dios, Jesús  recurre a las parábolas de la misericordia, las más bellas que pronunció. Y entre ellas, para conocer mejor  el ser de  Dios, ninguna como la mal llamada parábola del Hijo pródigo, porque en realidad lo que Jesús quiere recalcar es que Dios es  un Padre misericordioso: un Padre conmovido hasta sus entrañas  acogiendo a su hijo perdido, que además invita a los hermanos a alegrase con Él y acoger también al hermano perdido con el mismo cariño con que Él lo ha acogido.

Y por eso Jesús, desde su experiencia de cómo es Dios, nos invita a ser compasivos como el Padre[4]  e insiste tanto en el perdón, hasta el punto de que, siendo el siete el número perfecto, dirá a sus discípulos que no hay que perdonar siete veces, sino hasta  setenta veces siete[5],  llegando a pedir el amor a los enemigos y la oración por los que nos persiguen[6], y condicionando en la oración por antonomasia que Él nos enseñó nuestro perdón al perdón que nosotros otorguemos a los que nos ofenden[7].

Quizás para alguien no creyente todo esto pueda parecer una bonita doctrina difícil, por no decir imposible, de cumplir. Pero Jesús llevó estas enseñanzas hasta el extremo y la muestra la tenemos cuando en la Cruz  su primera frase es para implorar al Padre el perdón de sus verdugos. Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen[8]. ¡Hasta en ese momento!

miércoles, 8 de junio de 2016

Iglesia por el Trabajo Decente

Encuentro entre la Iglesia de Orihuela-Alicante y Sindicatos

El 1 de junio, convocados por el Secretariado Diocesano de Pastoral Obrera, tuvo lugar en el Obispado de Orihuela-Alicante, una reunión con los sindicatos CCOO y UGT[1]. Esta reunión se enmarca dentro de las actividades de la celebración del 20 aniversario de la aprobación, por la Plenaria de la Conferencia Episcopal Española, del documento “La Pastoral Obrera de Toda la Iglesia[2] y de las actividades entorno a la iniciativa “Iglesia por el Trabajo Decente[3].

Jose Luis Ubeda (Vicario Gral.), Consuelo Navarro (CCOO), Ana Palazon (Directora Past. Obrera), Pasqual Maestre (Delegado de Laicos), Carmen Palomar (CCOO), Oscar llopis (UGT), Yaissel Sanchez (UGT) y Antonio J Aranda (Past. Obrera)
En nombre de Don Jesús Murgui, obispo de Orihuela-Alicante, asistieron Don José Luis Ubeda (Vicario General) y Don José Navarro (Vicario de la zona de Alicante), también asistió Pasqual Maestre (Delegado de Laicos),  y por El Secretariado de Pastoral Obrera Ana Palazón (Directora) y Antonio Aranda. Por parte de los sindicatos: de CCOO; Carmen Palomar y Consuelo Navarro (Secretarias Generales de las comarcas de Vinalopó-Vega Baja y Alacantí-Les Marines, respectivamente), por UGT; Yaissel Sánchez y Oscar Llopis (Secretaria General y ex Secretario General de Alacantí-Les Marines).

El dialogo lo mantuvimos en torno al “Trabajo Decente” término acuñado por la Organización Internacional del Trabajo y que Benedicto XVI definió en Caritas in veritates[4]. Los sindicatos nos aportaron su visión de cómo se está configurando hoy, tras la crisis, el trabajo: los datos del desempleo, con los problemas de baja cobertura de protección y más de un 50% de desempleados sin ningún tipo de protección, la problemática de los desempleados de larga duración y de aquellos otros que han sido “descartados” del mercado laboral; la preocupación por que la mayoría del trabajo que se está creando es precario, con un alto índice de rotación, temporal, a tiempo parcial y que está dando lugar a un alto índice de “trabajadores pobres”; también es preocupante el aumento de la siniestralidad laboral, 16 muertos en la provincia de Alicante durante 2015 y algo más de 600 en el conjunto del Estado; las dificultades para conciliar el trabajo y la vida personal, familiar y social; el problema de las pensiones, actualmente muy bajas, aunque el verdadero problema es el futuro de las mismas, a los jóvenes les está costando mucho acceder al mercado de trabajo y cuando lo logran suele ser con un trabajo precario, esto hoy en día no les garantiza poder acceder en un futuro a unas pensión suficiente y digna.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...